Banner
Inicio
 
imagen
imagen




Proyecto Anillos ACT 132 PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Lunes, 11 de Abril de 2011 23:11


“Acidificación de los océanos en un futuro cercano y sus efectos sobre los recursos marinos. Variación latitudinal y el ingreso de aportes de agua dulce”.

Durante los últimos siglos, las actividades humanas han resultado ser una fuerza adicional en el sistema climático global, ejemplificado por la emisión de gases invernadero como el CO2 derivado de la quema de combustible fósil. Una situación referida como el Antropoceno, para denotar el intervalo de cambios climáticos globales inducidos antropogénicamente. El aumento de CO2 en la atmósfera promueve una cascada de cambios físicos y químicos que afectan varios niveles de la organización biológica y la evidencia de escala local y global muestra que el cambio climático antropogénico ha gatillado respuestas significativas en la biota del planeta. El aumento de CO2 causará un correspondiente aumento en acidificación del océano al bajar el pH en 0.2-0.5 unidades hacia el final del siglo 21. Este escenario no tiene precedentes en los últimos cientos de millones de años, y la mayor preocupación científica es que este episodio de acidificación está ocurriendo más rápido, reduciendo las posibilidades de que las especies se adapten. Además, los modelos climáticos globales también predicen que el aumento en temperatura afectará el ciclo del agua, particularmente el aporte de agua dulce hacia el océano costero. Las plumas de los ríos son más acidas en relación al océano que la recibe. Dado que los recursos marinos y acuicultura ocurren predominantemente cerca de la costa es esperable que los organismos que habitan ecosistemas bentónicos influenciados por aportes de ríos estén persistentemente expuestos a condiciones acidas que podrían causar condiciones subóptimas para su normal desarrollo.

A lo largo de la costa centro-sur de Chile existe un gradiente latitudinal en temperatura superficial del mar y flujo de CO2 entre el océano y la atmósfera, con un importante aumento en el secuestro de CO2 en latitudes mayores a 38°S y en la región de los fiordos, lo cual indica que esta área representa un importante sumidero de CO2 atmosférico y donde las señales tempranas de la acidificación del océano se observarán en un futuro cercano. Además, los modelos climáticos predicen una reducción en el aporte de ríos debido a una reducción en las precipitaciones hacia el norte de los 40°S y una aumento del aporte de ríos en la región de los fiordos debido a deshielos, sugiriendo un aumento en el aporte de aguas ácidas hacia el océano costero. El estudio de este ecosistema tiene importancia regional y global debido a que desde los 36°S hacia altas latitudes representa al único ecosistema bentónico austral del planeta, donde se podría observar la influencia temprana y directa de los cambios climáticos esperados para el océano sur-austral. En un contexto ecológico amplio, nada se sabe acerca de los probables impactos de la acidificación sobre el desempeño durante las etapas de larva, juvenil y adulta de la mayoría de las especies que habitan este ecosistema bentónico y cómo estas responden ante el aporte periódico de aguas acidas de los ríos. Este escenario climático del futuro cercano es particularmente relevante para la explotación de recursos bentónicos chilenos y para la acuicultura, considerando que gran parte de esta actividad se realiza en costas rocosas y hábitats estuarinos. En Chile, los recursos bentónicos más importantes son: 1) el chorito comestible Mytilus chilensis, cuya producción mediante cultivos alcanzó cerca de las 180.000 ton en el último año; y 2) el gastropodo carnívoro Concholepas concholepas, el cual es el principal recurso explotado por la pesquería artesanal dedicada a la extracción de stock naturales, alcanzado una producción en el año 2006 de 320 ton.

En esta propuesta intentamos comprender: 1) si las variaciones espaciales y temporales en las propiedades físico-químicas del océano costero representan una fuente de estrés significativo para los organismos marinos, 2) cómo estos cambios en temperatura, salinidad y sistema de los carbonatos (CO2, pH, pCO2, ) induce respuestas diferenciales en el desarrollo, morfología, fisiología, comportamiento y otros rasgos importante de la ontogenia temprana del bivalvo M. chilensis y el gastrópodo C. Concholepas. Mediante métodos de campo y laboratorio intentamos caracterizar la variabilidad inter poblacional en medidas ecofisiológicas integrales como el crecimiento potencial de nuestras especies modelos bajo condiciones naturales y en escenarios de cambio climático en un mesocosmo experimental (i.e., alto-CO2, menor pH, aumento en temperatura). Al exponer dos poblaciones a estas condiciones ambientales contrastantes estudiaremos la plasticidad fenotípica (variaciones en los rasgos inducidas por el ambiente) para caracterizar la norma de reacción termal y de CO2 que representan la materia prima o potencial para subsecuente evolución de un organismo. Adicionalmente, estableciendo un seguimiento de alta resolución y de largo plazo de variables ambiéntales, abundancias poblacionales y estructura comunitaria en la región de estudio intentaremos poner nuestros resultados en un amplio contexto ecológico. Así, nuestra propuesta va más allá de la simple caracterización de efectos letales o subletales del estrés ambiental sobre organismos ectotérmicos calcificadores marinos. Intentamos, por medio del estudio de la plasticidad fenotípica y normas de reacción, proveer de entendimiento crítico acerca de el potencial de las especies para responder rápida y efectivamente a los desafíos impuestos por el cambio climático en el océano costero y ecosistema bentónico.
Actualizado ( Lunes, 25 de Abril de 2011 18:09 )
 
Pie