Adaptación al cambio climático: Pescadores de cuatro Caletas de Chile aprenden a monitorear el mar

El taller corresponde al segundo del “Programa de monitoreo ambiental local básico para mejorar la adaptación del sector pesca y acuicultura al cambio climático” encabezado por el Núcleo Milenio MUSELS como parte del proyecto impulsado por GEF/FAO.

Con el fin de mejorar la capacidad de adaptación al cambio climático, se desarrolló el taller práctico de uso de equipos y registro de datos para instruir a pescadores y acuicultores de las caletas Riquelme, Tongoy y El Manzano-Hualaihué sobre el monitoreo básico de algunas variables ambientales.

En la ocasión, los asistentes pudieron aprender también acerca del uso de algunos de los instrumentos de medición de variables ambientales como la temperatura, el oxígeno disuelto y la turbidez del agua, así como la velocidad y dirección del viento. Cabe destacar que cada una de estas variables fueron identificadas por los mismos pescadores, previo levantamiento de información, por ser relevantes para su actividad habitual.

Durante el encuentro se validó además el Programa de Monitoreo ambiental para cada Caleta, que fue diseñado con la participación de los propios pescadores y quedará en manos de monitores que serán los encargados de realizar el registro local.

“La idea es que esta labor sea realizada por la comunidad local con el acompañamiento de los investigadores a cargo de la ejecución del proyecto”, indicó la Dra. Luisa Saavedra, investigadora del Núcleo Milenio MUSELS.

Por qué observar el mar

El objetivo de generar las capacidades para desarrollar un monitoreo participativo continuo en el tiempo, es conseguir que los propios pescadores que están conectados diariamente con el mar, aprendan a registrar algunos parámetros relevantes para su actividad productiva, que podrían verse alterados por efecto del cambio climático.

“Esto es especialmente relevante para los acuicultores de Tongoy y El Manzano, ya que la producción de bivalvos es altamente dependiente de las condiciones ambientales y oceanográficas, por lo que es necesario conocer bien la variabilidad natural del medio, y así, poder generar futuras estrategias de adaptación al cambio climático, como sistemas de alerta temprana, diversificación de especies, etc.”, asegura la especialista.

Programa de monitoreo

El taller corresponde al segundo del “Programa de monitoreo ambiental local básico para mejorar la adaptación del sector pesca y acuicultura al cambio climático” encabezado por el Núcleo Milenio MUSELS.

Esta capacitación es parte del Proyecto de Fortalecimiento de la capacidad de adaptación del sector pesquero y acuícola chileno al cambio climático, ejecutado por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura y el Ministerio de Medio ambiente, financiado por el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF) e implementado por la FAO.

Los comentarios están cerrados.