Arte y Ciencia en pandemia: Trabajo de cocreación entre Núcleo Milenio MUSELS y cuatro caletas de Chile da vida a murales virtuales que retratan la adaptación al cambio climático

El proyecto titulado “Muralismo y Cambio Climático: Nuestro Norte es el Sur y Nuestro Cielo es el Mar” incluyó el diseño conjunto de cuatro murales que serán parte de una exposición virtual, así como la elaboración de postales con realidad aumentada, una exposición al sur de Chile y un conversatorio online este miércoles 11 de noviembre desde las 17:00 horas con el ilustrador de ciencia Alonso Loncho Salazar por el Instagram @fndbosquenativo.

Luego de un año de intenso trabajo virtual lleno de desafíos para el proyecto PME del Núcleo Milenio MUSELS, debido al contexto sanitario que obligó a reorganizar esta y otras tantas iniciativas durante el 2020, el equipo finalmente logró desde la creatividad y el uso de herramientas tecnológicas, culminar la propuesta que comprendía la cocreación de murales sobre los sistemas socioecológicos y la adaptación al cambio climático junto a las comunidades de cuatro caletas de Chile, Tongoy en la Región de Coquimbo, Coliumo en la Región del Biobío, Caleta el Manzano y Hornopirén en la Región de Los Lagos.

En este contexto adverso, el equipo del proyecto se las ingenió para mantener la conexión y colaboración con las comunidades y así poder concretar este trabajo de construcción conjunta que cruza el arte y la ciencia.

“Aunque la logística se complicó para todos los involucrados, son precisamente estos momentos de crisis -al igual que el cambio climático- los que nos inspiran a todos a ser creativos, adaptarnos y a usar todos nuestros recursos de maneras que nunca habíamos imaginado. Entre reuniones virtuales y correos el equipo PME de MUSELS ha acortado las distancias y continuado con la cocreación de estos murales junto a cada comunidad”, aseguró la Dra. Fernanda Oyarzún, encargada de Proyección al Medio Externo (PME) de MUSELS.

Murales en el mundo digital

El proyecto de este año se basó en la exitosa experiencia que tuvo el Núcleo Milenio MUSELS en colaboración con CEAZA y CarboNatLab al crear murales que se pintaron junto al Liceo Carmen Rodríguez de Tongoy entre mayo y octubre del 2019 (visitar links: XX).

“Estos murales, que nacieron a pedido de la comunidad, nos inspiraron a seguir explorando historias entrecruzadas de la adaptación del sistema socioecológico al cambio climático, pero esta vez proponiendo además la integración de técnicas tradicionales con modernas, como lo son el muralismo y la realidad aumentada”, indica la encargada del PME.

Puntualiza además que una vez que se pinten físicamente los murales en las diferentes localidades, estos contarán con realidad aumentada que sumergirá a los transeúntes en distintos aspectos de las historias e investigación de cada lugar.

Con la pandemia lo digital otorgó un mundo de posibilidades a los proyectos, en este caso permitió que los diseños de los murales sean expuestos a través de una Exhibición Virtual que se inaugurará a fines de Noviembre, y cuyos dichos diseños quedarán a la espera de ser pintados en murales físicos en cuanto las condiciones sanitarias así lo permitan.

Otra actividad es la exhibición presencial en el sur de Chile que comenzó en octubre y seguirá abierta hasta fines de este mes en la Fundación y Galería Bosque Nativo en Puerto Varas. Las postales con realidad aumentada y que los estudiantes de los cuatro establecimientos educacionales que formaron parte del proyecto podrán intervenir, es otro resultado del proyecto, estas se entregarán al Liceo Carmen Rodríguez de Tongoy, Escuela de caleta de al Medio de Coliumo, Escuela rural de Caleta El Manzano y Liceo de Hornopirén.

La actividad más próxima es el conversatorio de este miércoles 11 de Noviembre a través de Instagram Live de Fundación Bosque Nativo (@fndbosquenativo), en que la Dra. Fernanda Oyarzún estará conversando junto al artista Alonso Salazar sobre el proceso de cocreación y detalles del proyecto.

Muralismo y adaptación al cambio climático

Chile ha sido parte de la larga tradición de muralismo latinoamericano, expresado en diversas temáticas sociales del imaginario colectivo. El pintor uruguayo Joaquín Torres García declaraba en 1936 “Nuestro norte es el Sur” con un dibujo de América del Sur invertido, reflejando el deseo de artistas a través del continente a dejar de mirar hacia el hemisferio norte y encontrar sus voces en las propias tradiciones e historia, lo que se refleja en los murales creados en los siglos XX y XXI.

Este año el proyecto de arte y ciencia de MUSELS, haciendo eco a ese llamado, se titula “Muralismo y Cambio Climático: Nuestro Norte es el Sur y Nuestro Cielo es el Mar”. La propuesta entrelaza investigación científica con diversas miradas sobre la historia y cultura local e invita a su vez a mirar al mar, que muchas veces es olvidado en la visión cultural.

En los cuatro murales elaborados este año junto a las comunidades locales se pueden explorar los bosques de algas, la biodiversidad marina, la acuicultura y la investigación científica, entretejida con las tradiciones de poetas y escritores locales, pescadores, algueras, recolectoras y niños, resignificando su patrimonio cultural, natural y contribuyendo a construir relatos del territorio.

Para la Dra. Oyarzún “el arte en el espacio público, y en especial el muralismo, tiene el potencial de actuar como un espejo de las comunidades, un canal alternativo de diálogo, abierto, inclusivo, que puede visibilizar problemáticas enterradas, anhelos y sueños. El muralismo tiene el potencial de reflejar y proyectar una voz y con ello ser un vehículo para cultivar identidad, nos permite abrir la conversación, y escuchar otras voces”.

Por su parte, el Dr.Bernardo Broitman, director alterno del Núcleo Milenio MUSELS expresó que  “el mural es una manifestación muy potente de la diversidad de visiones y experiencias de una comunidad. Al plasmar el relato colectivo de un espacio público permanente, esas mismas voces brotan en una narrativa colectiva de adaptación al cambio climático, el cual necesitaba ser regado con ciencia y dotado de un espacio para florecer”.

Por lo anterior, el proyecto continuó en formato digital junto al ilustrador Alonso Salazar, a cargo del diseño y visión general de la iniciativa; la colaboración de los ilustradores Felipe Portilla y Sol Pacheco; y el respaldo científico de los investigadores MUSELS. La realidad virtual y aumentada está siendo creada a través de una colaboración internacional con los artistas Nathan di Pietro y Genevieve Tremblay.

“El espíritu de seguir cultivando esta relación con las comunidades es quizás aún más relevante ahora con la pandemia, y ha sido lindo ver que han seguido participado en conversaciones virtuales según las posibilidades de cada persona y lugar”, rescata la Dra. Oyarzún.

Los comentarios están cerrados.