Renovación: Miembros del Núcleo Milenio MUSELS participan en I Reunión de Coordinación

IMG_20171013_171605_slider

cofComo cada año, los integrantes del Núcleo Milenio MUSELS, se reunieron para definir lo que vendrá en los próximos tres años de ejecución luego de la renovación del centro. En este contexto, el encuentro viene a ser el primero después de un breve periodo de receso administrativo, no así investigativo, en el que se defendió la permanencia del núcleo.

En la oportunidad, investigadores, postdoctorantes, estudiantes de pre y postgrado, y profesionales de otras áreas, pudieron compartir ideas, exponer parte del trabajo desarrollado y proyectar futuras investigaciones, así como, presentarse ante el resto y coordinar posible colaboraciones.

“El objetivo de la reunión en primera instancia, fue poder conocer a los nuevos integrantes del equipo, puesto que se unieron investigadores jóvenes, postdoctorantes, estudiantes de doctorado, entre otros. Entonces queremos que ellos conozcan a todo el equipo científico que conforma a MUSELS. Lo segundo, es que desde que nos renovaron el núcleo, es decir a mediados de 2017, no nos habíamos podido reunir. Esta es una suerte de reunión anual que tratamos de organizar siempre entre enero y febrero y ahora la adelantamos para hacer una especie de bienvenida a la nueva etapa”, explica el Dr. Cristian Vargas, director de MUSELS.

sdrDurante el encuentro se expuso a los miembros del equipo, el nuevo plan de renovación, es decir, las actividades que se pretenden hacer en los próximos tres años. Asimismo, se generó una instancia de conversación a través de una actividad grupal que permitió definir, a corto plazo, cuáles serán las actividades concretas que efectuará cada línea de investigación, teniendo en cuenta los recursos disponibles e ideando estrategias para atraer nuevo recursos al núcleo.

La experiencia hace al maestro

Luego de los primeros tres años de ejecución, los análisis y aprendizajes posteriores, permiten al núcleo visualizar una nueva etapa con ideas mejoradas, investigaciones replanteadas y con una mayor claridad respecto a los escenarios y la realidad en la que están trabajando.  Todo ello gracias a la experiencia adquirida durante el anterior periodo de trabajo.

sdr“En la primera etapa empezamos a conocer la variabilidad del ambiente y nos dimos cuenta que debíamos empezar a diseñar experimentos más realistas, aspectos que antes desconocíamos, pues no sabíamos cuán variable era el ambiente marino en Tongoy o en el sur, ahora que conocemos esa variabilidad estamos haciendo experimentos más aterrizados a la realidad en la que viven los organismos en el ambiente”, afirma el Dr. Vargas.

 Puntualiza además que “si queremos empezar a evaluar la capacidad de adaptación de la industria o incorporar la dimensión humana, necesitamos empezar a incluir nuevos atributos, que vayan más allá del interés del investigador (de saber por ejemplo cuánto respira o cuánto come). Debemos pensar en aspectos que sean interesantes para la industria y para la sociedad”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

Los comentarios están cerrados.