Seguridad alimentaria: Científicos aseguran que una gestión sostenible de la pesca silvestre y acuicultura podría contribuir a cubrir la creciente demanda de alimentos a largo plazo

Reciente publicación científica en la revista Nature, en la que participó como coautor el científico chileno Dr. Stefan Gelcich, académico de la Universidad Católica e investigador del Núcleo Milenio MUSELS, da cuenta del potencial del océano para resguardar el suministro de alimentos necesario para sostener la demanda de la creciente población hacia el 2050.

Las proyecciones hacia el año 2050 prevén que la demanda de alimentos aumente sustancialmente poniendo en riesgo la seguridad de este suministro en la Tierra. Bajo ese escenario expertos en diversas áreas provenientes de todo el mundo e impulsados por el High Level Panel for a Sustainable Ocean Economy -grupo de 14 líderes mundiales que trabajan para facilitar un futuro más resiliente para las personas y el planeta- se preguntaron por el futuro de los alimentos del mar.

“Básicamente, la pregunta que estábamos tratando de responder era ¿la gestión sostenible del océano durante los próximos 30 años significa que produciremos más o menos alimentos?”, explica el Dr. Christopher Costello, académico de la Escuela Bren de Ciencias y Gestión Ambiental, y autor principal del artículo de investigación en la revista Nature.

De acuerdo a lo publicado, si se considera la creciente demanda y la limitación para expandir la producción de alimentos en tierra, los recursos de origen marino, ricos en nutrientes y fuente de proteínas, surgen como una posibilidad real para apoyar la seguridad alimentaria de los aproximadamente 9.800 millones de personas proyectadas para el 2050.

La duda que surge entonces es si el océano está preparado o será capaz de aumentar su producción sin que ello afecte sus ecosistemas. Ante esto el Dr. Costello comenta que “creo que muchos de nosotros entramos en esto pensando que, para gestionar el océano de manera sostenible, tendríamos que extraer menos, lo que significaría menos comida del mar”. Sin embargo, lo que encontraron los investigadores fue lo contrario.

“Si se hace de manera sostenible, en realidad se podría aumentar los recursos provenientes del mar y en una proporción descomunal en relación con la expansión de la comida terrestre”, advierte el experto. “Y podría hacerse de una manera mucho más respetuosa con el medio ambiente, el clima, la biodiversidad y otros servicios de los ecosistemas que la producción de alimentos en tierra”.

La Gestión Sostenible como clave

El investigador del Núcleo Milenio MUSELS, Dr. Stefan Gelcich, coautor de la publicación asegura que lo esencial para un aumento exitoso en la producción de alimentos del océano, es la sostenibilidad. “Al mejorar la sostenibilidad y la equidad a través de una serie de políticas y compromisos comerciales viables, los alimentos del mar tienen el potencial de expandirse en el futuro, nutriendo a la creciente población humana”, precisa.

Si las pesquerías lograrán ser gestionadas de manera sostenible, estiman que podría presentarse un aumento aproximado del 16% en los productos del mar capturados desde la naturaleza para el 2050. Sin embargo, si no se perciben mejoras sustanciales a la organización del sistema pesquero, se estaría caminando hacia reducciones significativas en la captura de productos del mar desde la pesca salvaje.

“Hemos tenido un historial de sobreexplotación de muchas pesquerías, pero estamos viendo que los gobiernos están comenzando a implementar mejores políticas de gestión de la pesca”, indica Costello y detalla que “cuando reconstruyes las pesquerías, restauras la salud del océano y eso te permite tener más alimentos”.

Los productos cultivados en el mar pueden ver un aumento aún mayor en la producción de alimentos si se hace en equilibrio con la naturaleza; algunos lugares con acuicultura insostenible deberían reducirse, posiblemente rehabilitarse, y otras áreas deberían alentarse a desarrollar cultivos de mariscos sostenibles. Además, con innovaciones que reduzcan la dependencia de la acuicultura a alimentos a base de pescado y políticas eficaces que pueden reducir las barreras para iniciar operaciones de acuicultura respetuosas con el medio ambiente, la producción de peces y mariscos de piscifactoría podría aumentar drásticamente.

Para Costello no hay mejor momento que el presente para comenzar a planificar y hacer crecer de manera sostenible el sistema que podría estar alimentándonos en una generación, quien señaló además que el aumento en la población y la riqueza, junto con la conciencia de que los mariscos son particularmente nutritivos, impulsarán la demanda futura.

Las proyecciones de población e ingresos para 2050 sugieren una necesidad futura de más de 500 millones de toneladas métricas de carne comestible por año para el consumo humano, un aumento del 38% de la producción actual. Abastecer esa demanda con la producción de carne en tierra sería difícil debido a la menor disponibilidad de espacio y los impactos ambientales. El cambio a la producción oceánica podría aliviar esa presión al tiempo que se suministra carne de origen sostenible y, en general, más saludable para las personas.

Los comentarios están cerrados.